Dentro de los aspectos contemplados en el modelo de enseñanza de IDE se encuentra el uso de la metodología de la Educación Personalizada, como una apuesta por superar falencias y maximizar las fortalezas en cada uno de los estudiantes. Igualmente, con esta metodología, IDE busca ir más allá en el proceso educativo, teniendo en cuenta que no se puede enseñar lo mismo a todas las personas, que cada sujeto es un mundo diferente y que, por esto, cada uno aprende de diversas formas y tiempos.

Por esto, en esta ocasión profundizaremos sobre esta metodología partiendo de  los planteamientos de José Bernardo Carrasco (2011). Para comenzar,  la educación personalizada se centra en la persona, partiendo de que esta  tiene plenitud de dignidad, que busca “una enseñanza-aprendizaje que, poniendo a la persona en el centro conceptual y operativo, esté en estrecha relación con la sociedad” (p.16). De esta forma, la persona se configura como el principio del acto educativo, mediante la participación del estudiante, en donde se le atribuyen libertades y responsabilidades, buscando que este logre una autonomía.

En este orden de ideas, se busca que el estudiante tenga un pensamiento y  un criterio propio, a esto nos dice Carrasco:

“Una consecuencia de la dignidad de la persona es afirmar, proteger y promover el derecho de toda persona humana a tener sus propias opiniones aprovechando todas las ocasiones posibles para que los educandos, hijos o alumnos, aprendan a pensar por cuenta propia huyendo de todo tipo de adoctrinamiento despersonalizador” (p.17).

Así, se podría decir, que la educación personaliza va de la mano con el pensamiento crítico, en donde lo crítico se entiende como el “no aceptar pasivamente una aseveración sin preguntarse por el valor” o la validez que tiene (p. 19).

De igual manera, dentro de esta metodología se parte de concebir a la persona como una integralidad entre la “estructura orgánica sexuada” (personeidad) y el desarrollo de la potencialidad y la acción del sujeto (personalidad).  De esta forma, la persona es lo único de cada quien, es decir, lo que lo diferencia de los otros seres humanos (p. 26).

En este sentido, aquí la educación está dirigida a potenciar lo particular en cada quien, partiendo de su singularidad:

“Educar a cada persona, en su ser peculiar, irrepetible, único: no cabe la misma educación para todos. Entre las personas no solo hay diferencias cuantitativas, sino también cualitativas. No se puede dar a todo el mismo tratamiento. “ p. 53.

Igualmente, dentro de las líneas de acción más destacables de la educación personalizada que nos presenta Carrasco están:

-Dar prioridad al esfuerzo del estudiante para que su trabajo quede bien hecho.

-Procurar al máximo desarrollo de valores como justicia, responsabilidad, confianza, constancia, sencillez.

-Brindar orientación personal, profesional y académica para que el estudiante descubra su singularidad y forje su proyecto de vida.

-Posibilitar de que los trabajos y las relaciones escolares permitan el desarrollo de cada estudiante de acuerdo con su capacidad, sus intereses, sus aficiones y sus propios ritmos.

-Respetar la iniciativa de cada estudiante a la hora de realizar las actividades e incluir actividades en las que los estudiantes puedan manifestar sus ideas

-El profesor es un orientador, pero es el estudiante el que debe realizar las actividades por sí mismo, mirando el grado de madurez del estudiante.

-Distinguir verdad de opinión, enseñarles a buscar la verdad.

-Promover la persistencia, el respeto, la confianza en sí mismo, la coherencia, la responsabilidad, el criterio propio, y espíritu crítico.

-Promover la participación de la autoevaluación de los estudiantes

-Enseñarles a no precipitarse en las acciones, no tener juicios de valor y a “sopesar opiniones y a respetarlas”. Así como, enseñarles a estar abiertos a nuevas manifestaciones culturales. (p. 59-71).

Finalmente, se puede concluir que esta metodología aporta significativamente a la construcción de sujetos críticos, a la formación de los mismos a partir del desarrollo de potencialidades y particularidades, como también, de personas autónomas, con principios y valores encaminados a la construcción de una realidad social justa. Es por esto, que el Instituto para el Desarrollo y la Educación ve en esta metodología grandes aportes para facilitar el aprendizaje de sus estudiantes en cada uno de los cursos que ofrece, no solo para formarlos en algunas temáticas y conceptos, sino también, para forjar ciudadanos críticos, con principios y valores.

Para conocer más de nuestra metodología te invitamos a leer este artículo Metodología IDE

Escrito y editado por: Grupo de investigación IDE.

Fecha de publicación: 13 de octubre de 2017.

Bibliografía: José Bernardo Carrasco (2011). Educación Personalizada: principios, técnicas y recursos. Universidad internacional de la Rioja.   Editorial Síntesis. Madrid. España. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *