Además de la lectura crítica, como uno de los componentes necesarios para garantizar adecuados procesos de aprendizaje, en IDE estamos convencidos de la importancia de fortalecer las habilidades escriturales de nuestros estudiantes.  Es por esto que hemos diseñado una serie de talleres para el fortalecimiento de la escritura, los cuales se basan en la creatividad, como mecanismo activador de potencialidades en los participantes.

Se busca por medio de este tipo de talleres motivar y mejorar la manera como escribimos y desarrollar de manera creativa habilidades para afrontar los retos, no solo de la vida académica, sino además cotidiana y laboral.  En los distintos talleres realizados hemos podido evidenciar el potencial creativo de los estudiantes en la construcción de historias fantásticas, lo que, además de divertir, permite motivar y crear confianza en los estudiantes, estimulando de esta manera su capacidad escritural.

A continuación, un fragmento del texto “publicidad y Marketing en el des- centralismo” del estudiante Yang Salazar:

“Todos los que hemos tenido el privilegio de visitar el parque Jaime Duque, hemos visto el monumento siempre impactante de la gigantesca mano sosteniendo al mundo. Cabe mencionar, que una vista en detalle, nos muestra que se sostiene con la palma, no con sus dedos…”

Son varios los estudios que demuestran la importancia de la escritura en el desarrollo del pensamiento y del aprendizaje. Al respecto, Paula Carlino plantea que, “la escritura alberga un potencial epistémico, es decir, no es sólo un medio de registro o comunicación sino que puede ser un instrumento para revisar, transformar y acrecentar el propio saber” (Carlino, 2017), pero además llama la atención los vacíos que muchos estudiantes presentan en relación con la escritura, debido a que se supone que todos los estudiantes que ingresan a la universidad tienen desarrollada su capacidad de escritura.

“Se da por supuesto que este nivel educativo se ocupa de transmitir contenidos disciplinares y que los estudiantes deben «arreglárselas solos» para leer y escribir los textos en los que aparecen estos contenidos. Escasos profesores en nuestro entorno son conscientes de que las tareas de lectura y escritura que exigen a sus alumnos forman parte de las prácticas académicas inherentes al dominio de su disciplina, a la vez que constituyen un desafío cognitivo que los enseñantes pueden contribuir a afrontar.” (Carlino, 2017)

Sí bien es cierto este estudio hace referencia al contexto argentino, la problemática se extiende a casi toda Latinoamérica. Urge por tanto la necesidad de brindar herramientas a los estudiantes con miras a afrontar el nuevo medio académico, al cual se van a enfrentar, orientando procesos de construcción de textos en diversos escenarios y con distintas perspectivas.

Así las cosas, desde IDE desarrollados a la escritura de textos académicos, pero también textos necesarios para la vida laboral. Igualmente promovemos la escritura creativa a través de cuentos, historias, crónicas y demás.

Escrito y editado por: Grupo de investigación IDE.

Fecha de publicación: 13 de octubre de 2017.

Bibliografía: Carlino, P. (2017). Enseñar a escribir en la Universidad. Revista Iberoamericana de Educación,
1-16.

Compartimos con ustedes uno de los trabajos elaborados por nuestros estudiantes:

 La Princesa Cautiva

En una torre custodiada por un terrible dragón una princesa esperaba el rescate del príncipe encantador. Ilusionada, todos los días se asomaba por su ventana esperando ver a un caballero de brillante armadura que se enfrentará con el dragón que la mantenía cautiva.

Los día pasaban y la angustiada princesa empezando a decaer, muriendo su ilusión de algún día salir de aquella torre oscura. Sin embargo, mantenía escribiendo cartas como pasaban los días, para que aquel grandioso día su gran caballero de armadura las pudiera leer.

No obstante, un día se levantó y se sorprendió enormemente cuando vio el hocico del dragón entrar por su ventana. Aterrorizada por lo que pudiera pasar, se quedó quieta y murmuró: -¿Qué haces aquí?-

A lo que él respondió en tono burlón: -La espera ha sido en vano, ya que tú príncipe no vendrá por ti –

Sollozando la pobre princesa alzó su grito de valentía y aprovechando que el dragón había  asomado el hocico, saltó encima de él y empezó la huida, mientras el dragón se había quedado atascado en aquella ventana. Desde aquel día la valiente princesa dirige su reino contando su anécdota a todas aquellas personas que por ahí transitan.

Autoras: Wendy y Anais
Cuento elaborado en una de las clases
Estudiantes del curso preuniversitario UNAL de IDE. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *